Stabat Mater

Stabat Mater

Himno de la Liturgia Cristiana cuya documentación histórica se remonta hacia el final del siglo XIV. Georgius Stella, canciller de Génova (m. 1420), en sus “Annales Genuenses”, dice que lo usaban los flagelantes en 1388 y otros historiadores señalan su uso más tarde en el mismo siglo. En Provenza, cerca de 1399, los “Albati “ o “Bianchi” lo cantaban durante sus nueve días de procesiones.

No fue introducido al Breviario Romano y Misal hasta 1727. (Fiesta de los Siete Dolores de la Virgen asignada al viernes después del Domingo de Pasión. En el breviario se divide en tres partes: en vísperas, “Stabat Mater dolorosa”; en maitines, “Sancta Mater, istud agas”; en laudes, “Virgo virginum praeclara”.

La autoría del himno se ha atribuido al Papa San Gregorio I (Magno) (m. 604), San Bernardo de Claraval (m.1153), Papa Inocencio III (m. 1216), San Buenaventura (m.1274), Jacopone da Todi (m. 1306), Papa Juan XXII (m. 1334), Papa Gregorio XI (m.1378), de las que sólo son probables las de Inocencio III y Jacopone. El Papa Benedicto XIV da por hecho que es de Inocencio III y cita tres autoridades; Mone en sus notas y Hurter en su “Vida” también la atribuyen al mismo gran pontífice.

TRADUCCIÓN

(Lope de Vega)

1. La madre piadosa estaba
junto a la Cruz y lloraba,
mientras el Hijo pendía.

2. Cuya alma riste y llorosa,
traspasada y dolorosa,
fiero cuchillo tenía.

3. Oh, cuán triste y afligida
se vio la Madre escogida,
de tantos tormentos llena.

4. Cuando triste contemplaba
y dolorosa miraba
del Hijo amado la pena.

5. Y ¿cuál hombre no llorara
y a la Madre contemplara
de Cristo en tanto dolor?

6. Y ¿quién no se entristeciera,
piadosa Madre, si os viera
sujeta a tanto rigor?

7. Por los pecados del mundo
vio Jesús en tan profundo
tormento la dulce Madre;

8. Y muriendo al Hijo amado,
que rindió, desamparado,
el espíritu a su Padre.

9. Oh Madre, fuente de amor,
hazme sentir tu dolor
para que llore contigo.

10. Y que por mi Cristo amado,
mi corazón abrasado
más viva en él que conmigo.

11. Y porque a amarte me anime
en mi corazón imprime
las llagas que tuvo en sí.

12. Y de tu Hijo, Señora,
divide conmigo ahora
las que padeció por mí.

13. Hazme contigo llorar
y de veras lastimar
de su pena mientras vivo.

14. Porque acompañar deseo
en la Cruz, donde le veo
tu corazón compasivo.

15. Virgen de vírgenes santas,
llore yo con ansias tantas
que el llanto dulce me sea.

16. Porque tu pasión y muerte
tenga en mi alma de suerte
que siempre sus penas vea.

17. Haz que su Cruz me enamore;
y que en ella viva y more,
de mi fe y amor indicio.

18. Porque me inflame y encienda
y contigo me defienda
en el día del juicio.

19. Haz que me ampare la muerte
de Cristo, cuando en tan fuerte
trance vida y alma estén.

20. Porque cuando quede en calma
el cuerpo, vaya mi alma
a su eterna gloria. Amén.

¡Comparte este contenido!

Schola Gregoriana

Queremos compartir con la Comunidad de habla hispana todos los conocimientos y experiencia sobre el Canto Gregoriano, a través de este sitio web y de las Clases Online sin costo.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Francisco

    Excelente trabajo amigos…sigan adelante. Voy a copiar esta melodía para cantarla el vierns santo

    1. Schola Gregoriana

      Muchas gracias, Francisco! Nos alegramos con gozo espiritual que nuestro esfuerzo sea para bien!

Deja un comentario