“PROTUS PLAGAL”. Final “RE”; tenor “FA”. Sentimiento “triste”.
Su desarrollo en el grave y sus subidas limitadas invitan a considerarle como triste, pero sin pesadumbre ni desesperación.
El cantor gregoriano se siente humillado de ser pecador y lo reconoce.