Salmo enteramente cantado que se canta en lugar del Alleluia, en tiempo de
Cuaresma. Pertenece al propio de la Misa.