Esta palabra del hebreo (הַלְּלוּיָהּ) significa “alabad a Dios”. Es un canto, originario de la liturgia judía, de aclamación y alabanza. La liturgia católica lo incorpora y precede a la lectura del Evangelio durante todo el año, excepto en Cuaresma que es reemplazado por el “Tracto”.

Actualmente no hay publicaciones en esta categoría.