Gaudeamus

LAPSUS "ADOBE FLASH PLAYER"!

Aquí hay un contenido FLASH que su navegador no puede mostrar. Intente nuevamente recargando la página (F5) o instale ADOBE FLASH PLAYER

Gaudeamus - introito

"Alegrémonos todos en el Señor, celebrando en honor de la beata Virgen María,

de cuya asunción se alegran los ángeles y alaban al Hijo de Dios."

Salmo: "Mi corazón pronunció una palabra buena, dedico mis obras al Rey."

Sinopsis: 

Éste es un canto en el cual la Santísima Virgen María es como si echara una mirada retrospectiva sobre su existencia terrenal. El "he aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu Palabra" que pronunció en el día de la Anunciación fue de hecho una buena, feliz y cumplida palabra.

Originalmente la melodía fue compuesta sobre un texto griego de la fiesta de Santa Águeda. Pronto alcanzó el favor popular y se cantó en varias fiestas. Brillante, clara e inspiradora, se distingue por su carácter alegre y festivo. Transmite una seguridad clara y tranquila de victoria en cada una de sus frases.

Al igual que el hermoso sol de la mañana, que se levanta sin esfuerzo por encima de las cumbres de las montañas e inunda la tierra con sus rayos dorados, este canto alegre brota de lo más profundo de las almas que se gozan al cantar los triunfos de la Santísima Virgen.

El texto tiene dos frases: la primera convoca a toda la Iglesia militante para alegrarse en el Señor porque “es un día de fiesta en honor de la Santísima Virgen María”. La segunda frase representa la alegría de la Iglesia triunfante en la victoria de María sobre la muerte, “por cuya Asunción los ángeles alabar al Hijo de Dios”.

A su vez, cada frase tiene dos miembros y cada uno de ellos dos sub-miembros acentuando muy bien los acentos de la declamatoria.

En la primera frase, los dos sub-miembros se cierran en un tono alto: “Domino” (Señor) y “Virginis” (Virgen). La segunda frase repite el esquema de la primera en “assumptione” (asunción) y “collaudant” (alaban).