Amen dico vobis

LAPSUS "ADOBE FLASH PLAYER"!

Aquí hay un contenido FLASH que su navegador no puede mostrar. Intente nuevamente recargando la página (F5) o instale ADOBE FLASH PLAYER

Amen dico vobis

En verdad os digo: todo cuanto pidáis en la oración,
creed que ya lo habéis recibido y lo obtendréis.
(Mc.11,24)

Sinopsis: 

Este canto se inicia con una augusta majestad. Dios mismo habla y dice que gobierna sobre todas las cosas soberanamente, que tiene en su mano la vida y la muerte, el tiempo y la eternidad. Por eso sólo Él puede conceder al hombre todo lo que necesita. En Él está la respuesta a todo profundo pedir del ser humano.
En este canto Dios renueva la promesa dada en el introito "Dicit Dominus": "Me invocará y Yo lo escucharé".
Pero debemos orar, orar con confianza, con plena certeza de ser escuchados. Ahora, al final del año litúrgico, el Apóstol nos exhorta en la Epístola a "estar firmes en el Señor", una gran atención se hace sentir: la oración de perseverancia, orar para alcanzar la vida eterna, suplicar para que nuestros nombres también estén inscriptos en el Libro de la Vida.
En el Padrenuestro de la Misa, justo antes de la Comunión, pedíamos a Dios "Dános hoy nuestro pan de cada día". Ahora, al comulgar, hemos recibido de Él (accipietis) el Pan de Vida Eucarístico. Él ha llegado hoy a nuestros corazones y ésta es nuestra garantía de que en algún momento también podemos entrar en la vida eterna.