Base y primacía de toda música sacra

"Bajo el nombre de música sacra se entiende en este documento: el canto gregoriano, la polifonía sagrada antigua y moderna en sus diversos géneros, la música sacra para órgano y otros instrumentos musicales legítimamente aprobados en la liturgia y el canto popular sagrado, es decir, litúrgico y religioso... En igualdad de condiciones se reserva al canto gregoriano el primer lugar como canto propio de la liturgia romana.

Es conveniente también que se prepare una edición que contenga melodías simples, para su uso en pequeñas iglesias.

El canto gregoriano, por sus características,es una base importante en la educación para la música sagrada.

Los instrumentos musicales pueden ser muy útiles en las celebraciones sagradas, ya sea acompañando al canto o bien sonando solos. En la Iglesia latina se tiene en gran estima el órgano de tubos, instrumento musical tradicional, cuyo sonido puede añadir un gran solemnidad a las ceremonias eclesiásticas y elevar con fuerza las almas a Dios y a las cosas celestiales."

(S.S. Pablo VI, papa, Instrucción Musicam Sacram, n.4,52,62)