De profundis -alleluia-

LAPSUS "ADOBE FLASH PLAYER"!

Aquí hay un contenido FLASH que su navegador no puede mostrar. Intente nuevamente recargando la página (F5) o instale ADOBE FLASH PLAYER

De profundis -alleluia-

Desde lo hondo a ti clamo, Señor:
¡Señor, escucha mi clamor!
(Ps.130,1-2)

Sinopsis: 

En los cantos de la Misa del Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario vemos expresada la oración de la Iglesia en su totalidad:
El Gradual "Liberasti nos, Domine" escuchamos el canto del coro de los bienaventurados, la Iglesia Triunfante.
El Aleluya, con su verso es cantado por la Iglesia Militante y el sufrimiento de la Iglesia Purgante.
Todavía no hemos llegado a la meta de la libertad perfecta. Muchas cosas nos distancian. Pero ningún abismo es tan profundo que el amor misericordioso de Dios no pueda alcanzar. Dios extenderá su mano para ayudar a todos los que le demuestren que tienen al menos algo de buena voluntad. Como dice el Evangelio Dios sana a los heridos y afligidos; hasta los muertos Él los trae de vuelta a la vida.